Ballester, Sosa, Rodríguez

Seminario Internacional sobre Educación Rural distinguió a Luces para Aprender

Oficina OEI-Mercosur en Uruguay . 22/10/2018
Tamaño del texto + -

El Noveno Seminario Internacional de Investigación sobre Educación Rural reunió a especialistas en la temática de diferentes países latinoamericanos, y en este marco también se entregaron distinciones a instituciones o proyectos que contribuyen a mejorar la calidad educativa y de vida de quienes viven y se forman en las escuelas del interior de nuestro país. En este sentido, Luces para Aprender fue reconocido por su aporte a la mejora de la calidad educativa de las escuelas rurales.

El Centro Agustín Ferreiro (CAF), en el departamento de Canelones, promueve desde hace nueve años un seminario que permite profundizar en el conocimiento y realidad actual de la educación rural nacional y latinoamericana. 

Durante la apertura del encuentro, se realizó un reconocimiento a instituciones, proyectos y colectivos que aportan con su trabajo y ejemplo a la calidad educativa y de vida de las niñas y niños en el medio rural. En ese sentido, se entregaron distinciones al Proyecto “Luces para Aprender” de la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI), al Proyecto de Salud Bucal, Intendencias Departamentales y Congreso de Intendentes, Radios del Interior, y al programa “Hora del Campo” de Walter “Serrano” Abella de “La Voz de Melo”.

La directora de la Oficina OEI en Uruguay, profesora Sandra Rodríguez, destacó el trabajo en equipo que permitió el desarrollo e inicio de la segunda fase de “Luces para Aprender”. “Gracias a UTE y Fundación Elecnor, conseguimos concretar la posibilidad de que todas las escuelas de Uruguay que no contaban con electricidad, hayan sido dotadas de energía mediante la instalación de paneles solares”, indicó.

También destacó la labor al frente del programa, del ex director de OEI en Uruguay, Ignacio Hernaiz.

Por último, agradeció este reconocimiento y señaló la posibilidad de esta instancia para “conocer las experiencias y cómo cambió la vida de las personas que se beneficiaron con esta iniciativa. Es una caricia a todas las personas que ponemos mucho empeño y trabajo, para que estas acciones contribuyan a transformar las realidades”.

El director de la UTE, ingeniero Walter Sosa, recordó los inicios del programa y consideró que coincidió con uno de los ejes estratégicos de la UTE, que es llegar con energía eléctrica a todas las instituciones y a todos los hogares del país, “no importa cuál sea su condición socio económica o su ubicación geográfica, contribuyendo a propiciar mejores condiciones de igualdad”.

“Nos faltaba llegar a un conjunto de escuelas que en el 2013 superaban los 90 centros educativos, ya que estaban muy alejadas de las redes de UTE y difícilmente llegaríamos en corto plazo a que tuvieran energía y conectividad. Rápidamente, en un año, logramos que las 82 escuelas que quedaban pendientes en el 2014, pudieran acceder a estos servicios fundamentales”, valoró.

Por su parte, el director de la Fundación Elecnor, Jorge Ballester, expresó que este es el proyecto más emotivo de la Fundación, y recordó que “tuve la suerte de recorrer durante quince días las escuelas rurales por todo el país, y allí fue que tuve un pellizco en el corazón, y cuando tuve claro que este proyecto lo teníamos que hacer”.

“No he visto nunca –y tengo contacto con comunidades educativas de muchos países- el cuidado que tenéis en Uruguay con la educación rural del Uruguay”, resaltó.

Intercambio académico

Durante la apertura, el presidente del CODICEN, profesor Wilson Netto, celebró la realización de una nueva instancia de este seminario académico, y reconoció a la escuela y al maestro rural. “La escuela, que ya hemos naturalizado como pública, muchas veces tenemos dificultades de visualizar el efecto promotor del desarrollo local y social que tiene”, indicó.

La directora general del Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP), magíster Irupé Buzzetti, valoró que “hoy tenemos aquí compañeros de otros países que vienen a socializar prácticas y a aprender de las experiencias de nuestros maestros”. También enfatizó en que “este es el lugar donde está la escuela y es el lugar donde año a año estamos los maestros”.

Por su parte, el maestro director del Centro Agustín Ferreiro, Alberto “Palillo” Fernández, destacó que este seminario constituye un espacio privilegiado “de comprensión, de prácticas de enseñanza y de aprendizaje, y de generación de nuevas teorías para enseñar y aprender mejor, para nuestros niños, gente, sociedades y grupos. Para nosotros este es el acontecimiento del año y, por ello, mis compañeros hace mucho tiempo que están dejando el alma”.

“Hoy uno de los homenajeados es el maestro José Pedro Núñez, que tenemos la suerte de contar aquí con él, de la generación de oro de la escuela rural, compañero de Julio Castro y de Miguel Soler. Siempre escuché de los alumnos de Julio Castro, que él decía: ‘José Pedro es el mejor de todos nosotros’. Por suerte podemos hacerle un homenaje en vida, que muchas veces por su bajo perfil pasa desapercibido”, resaltó. 

En esta oportunidad, también se destacó la figura del maestro Henry Ruiz, uno de los primeros integrantes del nucleamiento de La Mina y referente de la educación rural de nuestro país.

Por su parte, el director del Departamento de Educación Rural del Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP), maestro Límber Santos, destacó “que la educación rural en nuestro país siempre fue muy internacionalista, y estuvo vinculada con los pueblos latinoamericanos. Esto nos hizo pensar en el 2010 que era posible propiciar un seminario con estas características”.

“El seminario es una instancia donde nos encontramos, que ya lo esperamos año a año y que nos tiene a todos compartiendo lo que sabemos y lo que hacemos, en principio, para enriquecernos mutuamente”, valoró.

El intendente departamental de Canelones, profesor Yamandú Orsi, felicitó a los organizadores por el empuje en la organización del Seminario, y afirmó que “sigue siendo esta la escuela que todos supimos defender y continuamos defendiendo”.

Por su parte, el intendente departamental de Montevideo, ingeniero Daniel Martínez, instó a asegurar la igualdad de oportunidades, para que todos puedan acceder a la educación. “Dar igualdad en el punto de partida, acceso al conocimiento y oportunidades con ese increíble amor y compromiso que se vive en las escuelas rurales del Interior”.

Cercanía en la lejanía

La madrina del Programa de Salud Bucal y primera dama, María Auxiliadora Delgado, dedicó unas palabras a los presentes, destacando la labor emprendida por este programa desde sus inicios. “Tuvimos la suerte de que una cantidad enorme de odontólogos aceptaran todas las escuelas rurales a las que había que ir y fuera un éxito. Al principio a las odontólogas les decían maestras”, recordó emocionada.

La entrega del reconocimiento al periodista Walter “Serrano” Abella de “La Voz de Melo”, constituyó uno de los momentos más emotivos de la jornada. Límber Santos leyó una completa semblanza sobre la trayectoria y peripecia personal del comunicador, dejando en claro la cercanía de Abella con las personas “del campo”, como él prefirió denominar a sus oyentes.

También se mencionaron anécdotas que reforzaron la importancia social de su tarea al frente del programa, mencionándose la compañía que brindó frente a la soledad de algunos oyentes, y la información que procuraba aportar para alivianar las dificultades cotidianas de quienes lo escuchaban a diario.

El maestro José María Obaldía también dedicó algunas palabras, relatando cómo su difícil situación económica cuando era joven y la pérdida de una beca con la que comenzó estudiando Medicina, le permitieron descubrir su verdadera vocación y volcarse al magisterio en el medio rural.

El espectáculo artístico estuvo a cargo de Pepe Guerra, Braulio López y del Dúo Copla Alta, que interpretaron “A Don José”.

Clic para más fotos

Clic fotos Presidencia de la República

 

premio

maría auxiliadora

Niños

írupé

mesa de autoridades

público desde atrás

Maestros