UTE sumará esfuerzos a Luces para Aprender Uruguay

La empresa estatal de energía uruguaya, UTE, firmó un convenio con la Fundación española Elecnor, en el cual se incorpora al proyecto Luces para Aprender Uruguay de la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI), que al finalizar el año habrá brindado energía y conectividad a la totalidad de las escuelas rurales que carecían de estos servicios en nuestro país, aproximadamente 86 centros educativos.

El acto, que se realizó en el Palacio de la Luz, contó con la participación del Presidente de UTE, Ingeniero Gonzalo Casaravilla; Vicepresidente, Ingeniero César Briozzo; el Gerente General del ente, Contador Carlos Pombo; el Director General de Desarrollo de Elecnor, Ingeniero Germán Junquera; el Director General del Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP), Maestro Héctor Florit; y el Director de la Oficina de la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI) Mercosur en Uruguay, Magíster Ignacio Hernaiz.

El Director General de Desarrollo de Elecnor, Germán Junquera, expresó su satisfacción por la firma del convenio, aludiendo a la prolongada vinculación de la empresa que dirige, con UTE. Además, destacó la consolidación del proyecto Luces para Aprender en Uruguay.

 

“Nuestro gran motivo de orgullo en esta jornada es constatar cómo crece y se consolida la Fundación Elecnor en Uruguay. Hace unos meses suscribimos el compromiso con el Programa de OEI, Luces para Aprender. El proyecto ha echado a andar con la instalación de los paneles solares fotovoltaicos, en las primeras 18 escuelas acogidas al programa. Y hoy con la atención de UTE, el proyecto recibe un espaldarazo fundamental”, valoró.

El Presidente de UTE, Ingeniero Gonzalo Casaravilla, informó que el medio rural uruguayo albergaba dos tipos de escuelas y que desde el año 2009 la empresa electrificó 120 de ellas, de las cuales restan 20 más, estás son aquellas a las que UTE puede llegar por medio de redes eléctricas. No obstante, indicó que estaban pendientes los centros educativos que por hallarse a más de 5 kilómetros de las redes, debían ser dotadas de otro tipo de energía.

 

“Este año podremos decir que no hay escuelas en el Uruguay que no tengan las condiciones razonables que demanda el siglo XXI para poder llevar adelante la tarea docente”, afirmó.

Al referirse al proyecto Luces en Uruguay comunicó que “ya se han hecho 18 escuelas sobre fin de año. Ahora viene una etapa en la cual hay 43 escuelas que estarían listas de aquí a abril, y ya estaría en génesis la segunda fase que, en definitiva, este año va a hacer que todas las escuelas del Uruguay tengan las condiciones que queremos”.

 

Por su parte, el Director de la OEI-Mercosur en Uruguay, Magíster Ignacio Hernaiz, hizo referencia a la reciente puesta en marcha del Instituto Iberoamericano de Educación en Derechos Humanos (IIEDH), indicando que esta iniciativa plantea una centralidad en la agenda política de la importancia que tiene para los gobiernos de la región, el pleno cumplimiento y la ampliación de los derechos en sociedad.

“Luces para Aprender es sin lugar a dudas un paradigma del respeto por los Derechos Humanos y porque esos derechos lleguen a todos. El Estado del Uruguay llega a estas escuelas alejadas, donde los pobladores del medio rural enfrentan una serie de condiciones adversas, que van desde el acceso a la escuela, hasta los escasos recursos que tienen. Por tanto, hay una vinculación directa en el sentido de la justicia social y del pleno cumplimiento de los derechos para todas y todos las habitantes de una comunidad”, enfatizó.

 

Hernaiz celebró la incorporación de UTE a esta iniciativa, que a su entender evidencia la convergencia entre el sector público y privado, lo que brinda: “la posibilidad de sumarse con aportes y experiencia, de trabajar articuladamente con el Plan Ceibal, con el Ministerio de Educación y Cultura, con la Administración de Educación Pública, y con cada una de esas escuelas. Aquí hay un esfuerzo y una voluntad política de todas las instituciones involucradas en que el programa sea exitoso, para que las niñas y los niños de esas escuelas tengan luz eléctrica y conectividad para aprender mejor”.

Por último, reflexionó que: “la escuela siempre es el lugar óptimo donde se dan las condiciones para que los alumnos se formen en valores, y empiecen a construir su identidad de ciudadanos comprometidos y sensibles a lo que pasa alrededor, en lo que sucede en la familia vecina o en lo que pasa en cualquier otro rincón del Uruguay”.

 

 

Principal OEI

OEI - Uruguay