Más de 400 trabajadores estatales culminaron la Enseñanza Secundaria

Más de cuatrocientos trabajadores de diversas unidades ejecutoras del Estado recibieron sus certificados de aprobación del Ciclo Básico y Bachillerato, en el marco del Programa de Culminación de Enseñanza Secundaria (ProCES), que es gestionado por la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP), y que desde su comienzo ha permitido a 1.400 trabajadores culminar sus estudios de Secundaria.


La actividad, que se realizó en el Auditorio Nelly Goitiño del SODRE, contó con la participación de los egresados, que colmaron la sala de teatro, y se emocionaron durante la proyección de una pieza audiovisual, que reúne los testimonios de algunos de los adultos que finalizaron sus estudios por medio de esta iniciativa.

Desde su puesta en marcha en 2007, son ya casi 1.400 los trabajadores egresados, de los cuales 1.004 culminaron el Bachillerato y otros 390 el Ciclo Básico.
En 2014, la tasa de aprobación de exámenes osciló entre un 97% y un 100%, lo cual corrobora el alto grado de aprovechamiento de los cursos por parte de los beneficiarios.

El ProCES, de fuerte carácter inclusivo, apunta a promover y facilitar el acceso y culminación de estudios a trabajadores estatales.
Este proyecto nació en diciembre de 2006, a instancias de la firma de un convenio entre el Consejo de Educación Secundaria (CES) y la Intendencia Departamental de Montevideo y comenzó a implementarse en 2008.

Posteriormente, a estas dos instituciones se sumaron las Intendencias de Canelones, Rocha y Paysandú, los Ministerios de Educación y Cultura, de Transporte y Obras Públicas y de Defensa Nacional, la Universidad de la República, el Banco de Previsión Social, la Administración Nacional de Correos y el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria.

El programa se desarrolla en etapas cuatrimestrales, con grupos de no más de veinte estudiantes, quienes son atendidos por docentes del CES. Las clases, que son semestrales, se dictan fuera de los horarios de trabajo, a los efectos de facilitar la asistencia.

UN LOGRO DE TODA LA SOCIEDAD

En esta oportunidad, se entregaron certificados a funcionarios de ANEP; Antel; Banco de Previsión Social; Corporación Médica de Paysandú; Correo Uruguayo; Intendencias Departamentales de Paysandú, Rivera y Montevideo; Ministerios de Defensa Nacional, Educación y Cultura y Transporte y Obras Públicas; y Universidad de la República. 

La ceremonia, contó con la participación de representantes de varios organismos estatales, y de la Coordinadora de Programas de la OEI, Daniela Pereira.

La Ministra de Educación y Cultura, Doctora María Julia Muñoz, expresó que “esta es una jornada muy emotiva, porque tenemos una sala llena de trabajadores jóvenes y adultos que entendieron que terminar un ciclo educativo es también iniciar un ciclo de la vida”.

“Todos ustedes son merecedores de la gratitud de la sociedad uruguaya. Han dado un ejemplo de vida para todos los uruguayos y uruguayas. Cuando se quiere, se puede, y un país que sepa esto, aunque pequeño, será grande en calidad”, sentenció.

El Presidente del Consejo Directivo Central (CODICEN) de la ANEP, Profesor Wilson Netto, reconoció el profesionalismo del equipo de trabajo que integra el ProCES, “porque permite que estas cosas ocurran”, y saludó a los que alcanzaron el logro de culminar la educación formal.

“Esta es claramente una política pública, que promueve la finalización de los estudios dentro del Estado. Es además, un instrumento que pone de manifiesto el esfuerzo y trabajo de ustedes y de los equipos docentes”, manifestó.

Además, resaltó que este programa es una de varias iniciativas interinstitucionales, que promueven que los trabajadores continúen estudiando, finalicen los estudios que tengan pendientes -no solo en Secundaria, también en Primaria y UTU- o que se les acrediten sus saberes, políticas enmarcadas en la llamada Cultura del Trabajo para el Desarrollo.

Por último, se refirió al audiovisual proyectado y, en particular, al testimonio de Federico, un chofer del CODICEN, que es “un muchachito muy alegre, con mucho entusiasmo, murguista, que nos muestra que el talento humano tiene que encontrarse con la educación de nuestro sistema. En él, saludo a todos ustedes”.

La Directora General del CES, Inspectora Celsa Puente, agradeció y felicitó a los egresados por la valentía de “volverse alumnos en un tiempo de la vida en que no lo hubiéramos sospechado. Es muy bueno reencontrarse con la posibilidad de cerrar un ciclo educativo, que por alguna razón fue abandonado. Nunca es tarde para que la educación y el trabajo, vuelvan a encontrarse”, señaló.

Punte afirmó que ser trabajador no significa negarse la oportunidad de continuar aprendiendo y de que vale la pena seguir estudiando. “Este es un programa del que nos sentimos muy orgullosos. Nuestros profesores son los que logran que los estudiantes aprendan un poco más todos los días”, valoró.

SIN BARRERAS

Marlene Mila, Coordinadora General de ProCES en el Consejo de Educación
Secundaria felicitó a los estudiantes egresados en 2014 y en el primer cuatrimestre de 2015. “Este diploma es símbolo del esfuerzo y responsabilidad con que asumieron este desafío. Hoy egresa un grupo humano que enfrentó dificultades y sorteó obstáculos junto a los compañeros que estaban ahí para tenderle una mano”, reflexionó.

La Coordinadora destacó los vínculos interinstitucionales que hacen posible llevar adelante la propuesta en todo el país, y el efecto que tiene en las familias y allegados, que muchas veces también retoman sus estudios.

En representación de los egresados habló Sandra Alcambrú, de la División de Transporte Público de la Intendencia Departamental de Montevideo, quien contó que cursó durante 6 años todo el liceo con el ProCES, y que durante ese tiempo le sucedieron muchas cosas en su vida, como perder a su madre, pero “siempre encontré el apoyo que me permitió seguir adelante”.

Sandra reconoció que el equipo de ProCES les proporcionó todo lo que necesitaban, “para que desde el vamos supiéramos que tomamos la mejor de las decisiones”.

“Sabemos que desde aquí no hay barreras para continuar con estudios terciarios o acceder a ascensos laborales”, valoró.

También relató una serie de anécdotas con las que muchos de los egresados se sintieron identificados, como que su nieta se sorprendiera cuando le decían: “la abuela tiene que estudiar”, a lo que preguntaba extrañada: “¿la abuela va a la escuela?”, o cuando tuvieron que llevar la tabla de dibujo de tres cuartos y ser observados por la gente en la calle.

Fuente: Web de ANEP

 

Principal OEI

OEI - Uruguay