El Teatro va a la escuela

La Organización de Estados Iberoamericanos (OEI) editó un nuevo libro de la serie Metas Educativas 2021, “El teatro va a la escuela”, que cuenta con la coordinación de Amaranta Osorio, y abarca temas como la historia del teatro y la literatura dramática para la infancia y la juventud, elementos básicos para la estructura dramática, y el teatro en la educación y su importancia, entre otros.

El teatro constituye una de las actividades artísticas más completas del ser humano, como arte que propicia la comunicación y por su inmenso valor como instrumento educativo. El concepto de “teatro-educación” conforma un binomio que permite plantear interesantes reflexiones, ya que cuando el teatro se relaciona con la educación, cambia su punto de vista y deja de preocuparse por la perfección artística del espectáculo, para interesarse además en la experiencia de aprendizaje de sus jóvenes receptores.

Es necesario incorporar actividades teatrales a la dinámica educativa, porque sin ellas la enseñanza puede perder una buena parte de la sensibilidad, de la comunicación y de la expresión que dan sentido al esfuerzo educativo.

El libro cuenta con los aportes del Secretario General de la OEI, Álvaro Marchesi, Carlos José Reyes, Patricio Vallejo Aristizábala, Mayra Bonilla Martínez y de Tamara González Silva.

En la presentación del material, Álvaro Marchesi afirma que “los sistemas educativos tienden a focalizar sus esfuerzos en conseguir que los alumnos adquieran aquellos conocimientos que se consideran básicos para proseguir los aprendizajes escolares. Nos referimos sobre todo a las lenguas, las matemáticas, las ciencias y la comprensión de la realidad social. A ellos se dedican la mayor cantidad de horas del tiempo escolar de los alumnos y alumnas, y sobre sus niveles de logro se orientan los programas de evaluación externa, tanto nacionales como internacionales”.

Sin embargo, para Marchesi, en ocasiones se olvida que junto a estos aprendizajes, existen otros vinculados a las relaciones sociales y a la formación cívica y ética, imprescindibles para la formación de los alumnos.

Por ello, apunta a que el teatro es una disciplina profundamente educativa, como la música y las artes en general. “Es enriquecedor en sí mismo, porque ayuda a conocerse, a conocer a los otros, a vivir otras vidas, a sentir y sufrir en otros personajes y a conocer que el mundo reflejado en el escenario manifiesta también la realidad”, valoró.

Cabe recordar que la OEI puso en marcha en 2012 el Proyecto Iberoamericano de Teatro Infantil y Juvenil, con el objetivo de desarrollar en todos los países iniciativas para promover una educación más completa a través del teatro.

El libro se puede descargar de: http://www.oei.es/publicaciones/MetasTeatro.pdf

 

Principal OEI

OEI - Uruguay