Presentaron plan integral de atención a niños y niñas de 0 a 6 años

Los Ministerios de Educación y Cultura (MEC), de Salud Pública (MSP), de Desarrollo Social (MIDES) y la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP), y otras instituciones, presentaron un marco curricular que apunta a orientar la atención integral de niños y niñas del tramo biológico comprendido entre los 0 y los 6 años, contemplando los aspectos cognitivos, psicoafectivos y psicomotrices en la primera infancia, etapa en la cual es clave el acompañamiento en el desarrollo del individuo, a los efectos de garantizar la igualdad de oportunidades.

El Marco curricular para la atención y educación de niñas y niños uruguayos desde el nacimiento a los seis años –que fue presentado en la Torre Ejecutiva de la Presidencia de la República- es un documento que parte del reconocimiento de los niños como personas con derechos y de la responsabilidad de la sociedad uruguaya para asegurar y brindar las oportunidades para que los ejerzan, actuando como garantes de su cumplimiento.

Este trabajo plantea los elementos comunes que deben estar presentes en la atención y educación de este grupo etario. También considera los aspectos evolutivos del desarrollo, las características y necesidades de los niños y niñas. El marco tiene como destinatarios a familias, agentes comunitarios, educadores, maestros, técnicos, profesionales, y comunicadores, entre otros.

Desde la creación del Consejo Coordinador de la Educación en la Primera Infancia (CCEPI), establecida por la Ley General de Educación N° 18.437 del año 2008, se trasuntó la preocupación y la intención de abordar la etapa desde una mirada integral y unificada, asumiendo la concepción de primera infancia desde el nacimiento a los seis años de edad.

Articulación y participación

En este sentido, la creación de un marco curricular supone un proceso participativo, interinstitucional e interdisciplinario, que contribuirá a visualizar la continuidad de líneas pedagógicas entre el Diseño Curricular Básico para niños y niñas de 0 a 36 meses del MEC (año 2006) y el Programa de Educación Inicial y Primaria de la ANEP (año 2008).

Durante la presentación del documento, el Profesor Wilson Netto, Presidente del Consejo Directivo Central (CODICEN) de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP), resaltó la capacidad desarrollada en el último tiempo de trabajar de forma interinstitucional, “ubicando primero a la gente y fortaleciendo las instituciones, poniéndolas en camino y a favor de que algunas cosas ocurran en ese sentido”.

Para Netto, esta iniciativa implica un enorme desafío para el Uruguay, ya que es clave contar con un marco curricular común en esta área. “Bienvenido que el inicio esté dado en este tramo etáreo, para de esa manera continuar de aquí en más con los trabajos que desarrolla el Consejo de Educación Inicial y Primaria respecto a las expectativas de logros de tercero y sexto; el trabajo llevado adelante en todos los Consejos liderado por la Consejera Margarita Luaces respecto a los perfiles de la Educación Media Básica; y el avance hacia la Educación Media Superior en el país”.

“Los principios que aquí se establecen y los ejes que claramente orientan serán un estímulo no solo para el trabajo con niños de 0 a 6 años, sino que también lo serán para encontrar nuevas formas de construir en la educación en su conjunto”, concluyó.

Igualdad de oportunidades

Por su parte, la Ministra de Educación y Cultura, Doctora María Julia Muñoz, indicó que la presentación de un marco curricular común para la primera infancia es una tarea “de la sociedad en su conjunto que tiene un gran compromiso con la educación y, fundamentalmente, con la educación inicial”.

“Siempre dijimos con la Doctora Cristina Lustemberg, que el grupo de 0 a 3 años, en un país donde nacen 47.000 niños por año, debe ser un grupo que tenemos que tener absolutamente bien atendido”, expresó.

Muñoz hizo hincapié en la responsabilidad que tiene toda la sociedad por los niños que nacerán y por los más pequeños e instó a la comunidad a interesarse por el desarrollo de los embarazos de los allegados y por el crecimiento de los niños. “Tenemos que lograr que cuando nace un niño, el barrio, la comunidad, los parientes y los amigos se ocupen de cómo ese niño nace frente a la vida”.
 
“Con este marco nos han hecho comprender que la vida de todas las personas es una sola, por lo que después de este marco se nos abren innumerables posibilidades, que van desde los controles en salud hasta los controles efectivos y eficaces en tiempo del crecimiento. Pasó el tiempo en que los pediatras controlaban solo el peso y la talla. En la actualidad, el desarrollo psicomotriz y psicoafectivo de un niño es tan importante que el peso y la talla”, valoró.
 
Para Mariela Solari, Directora del Programa Uruguay Crece Contigo, el establecimiento de un marco curricular permite poner los principios orientadores para la educación en una etapa de la vida que es vital y unificar criterios desde distintas instituciones para la formación y regulación.

La Doctora Cristina Lustemberg, Subsecretaria del Ministerio de Salud Pública, destacó la importancia de apoyar a las familias y cuidar a los niños desde la primera etapa de la vida, asegurando “las bases conceptuales y fundamentales para que ese niño tenga las habilidades cognitivas y socioemocionales, sobre las que se generan las bases del aprendizaje posterior”.

“Un país que apueste a mejorar su calidad, no puede avanzar si no garantiza las mismas oportunidades desde el inicio de la vida, sea del sector socioeconómico que sea. La clave es unificar un marco curricular con los criterios comunes para los niños que vayan a la educación inicial del ámbito público o privado, que proteja a los más vulnerables, que vea a la familia como el primer centro y que ayude a la familia desde el primer rol de la educación”, concluyó.
Clic aquí para descargar la versión digital: http://www.mec.gub.uy/innovaportal/file/70997/1/marco-curricular_primera-infancia_version-digital-2.pdf  

Fuente: ANEP

 

Principal OEI

OEI - Uruguay