El medio ambiente en la agenda de los derechos humanos

El cambio climático y su impacto sobre la biodiversidad, así como la incidencia del medio ambiente en los derechos humanos y las nuevas formas de energías sustentables, fueron algunos de los temas centrales del VII Simposio Internacional organizado por el Centro Latinoamericano de Desarrollo (CELADE), que reunió a técnicos y expertos del ámbito público y privado de la región, académicos, organizaciones sociales y representantes de diversos ámbitos del gobierno.

El CELADE realizó el VII Simposio Internacional “Biodiversidad y políticas estratégicas para un desarrollo sustentable. Diagnóstico y lineamientos fundamentales para enfrentar el cambio climático”, que se efectuó en el Salón Azul de la Intendencia Departamental de Montevideo, el 4 de mayo. El encuentro contó con la presencia de expertos de la región, tales como el Ingeniero Químico Néstor Tancredi, el Doctor Alejandro Brazeiro, el Investigador en Energía y Cambio Climático Gerardo Honty, el Licenciado en Ciencias Geográficas de la UDELAR Víctor Cantón, y el Doctor Luis Depine de Castro, Presidente de la Asociación Brasilera de Carbono, entre otros.

El acto de apertura se inició con la presentación del Presidente de CELADE, Doctor Mario Marenco Sosa, quien destacó la importancia de este simposio, ya que “es necesario trazar estrategias tanto a nivel nacional como regional y global, para abordar las causas subyacentes de la pérdida de la diversidad biológica, incorporando activamente en este esfuerzo a los gobiernos y la sociedad en su conjunto, para reducir al mínimo los impactos sobre la biodiversidad, preservar los ecosistemas y promover su uso sostenible garantizando un acceso justo y equitativo a los bienes y servicios que deriven de su utilización”.

Por su parte, el Director de la Oficina de la OEI-Mercosur en Uruguay, Ignacio Hernaiz, recordó que un año atrás en la sexta edición de este encuentro, hizo referencia al compromiso asumido con el Ministerio de Educación y Cultura y con la Administración Nacional de Educación Pública, con el apoyo de UTE y de la Fundación Elecnor, de brindar energía y conectividad a las más de 80 escuelas rurales del país que carecían de estos servicios esenciales. “Un año después podemos compartir la buena noticia de que cumplimos con este desafío y en la actualidad somos el único país de Latinoamérica que tiene universalizada la luz eléctrica y la conectividad en todas sus escuelas”, afirmó.

Para Hernaiz es clave apostar a la integración regional y a la voluntad de los países de la región, para enfrentar desafíos tales como la falta de agua y de luz eléctrica. “Confiamos en que la perspectiva colectiva pueda ser más eficiente que los esfuerzos individuales”, señaló.

En este sentido, el Director destacó como positivo que los educadores de la región están generando conciencia en la importancia de enseñar desde un enfoque basado en los derechos, que atraviesa todas las políticas públicas y el accionar de los gobiernos.

En este sentido, indicó que “esto implica saber que los derechos humanos están en el centro de la agenda del desarrollo. El medio ambiente está en la agenda de los derechos humanos de nuestros últimos años y estos fortalecen y le dan sentido a la democracia. No hay democracia si alguno de los derechos esenciales son vulnerados”.

“Cuando hablábamos de estas 80 escuelas de distintos rincones del Uruguay, uno se preguntaba por qué aún no tenían la posibilidad de una educación de calidad a través de la luz eléctrica y de la conectividad. Estas comunidades tenían dificultades para reunirse, nunca terminaban de ver una película, porque no tenían la suficiente carga de batería para hacerlo. En estas iniciativas hay un trasfondo que no hay que olvidar: porque reside en la voluntad de fortalecer y desarrollar la plena vigencia de los derechos humanos”, reflexionó.

Por último, Hernaiz hizo énfasis en los altos índices de desigualdad de nuestro continente. “No es el continente más pobre, pero sí sigue siendo el más desigual. Frente a esa problemática debe existir una acción decidida. Hay una serie de deudas con nuestros pueblos que son de resolución prioritaria. En este sentido, creo que la agenda de este simposio será muy oportuna, ya que estas reflexiones serán fecundas para la toma de decisiones en la acción de los gobiernos y en el involucramiento del ámbito privado”, concluyó.

 

Principal OEI

OEI - Uruguay