Educación en la memoria: encuentro entre nieta recuperada por Abuelas y estudiantes de formación docente de Colonia

La OEI, el Instituto Iberoamericano de Educación en Derechos Humanos y la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP) propiciaron un encuentro entre la nieta recuperada por las Abuelas de Plaza de Mayo, Victoria Montenegro, y estudiantes del Centro Regional de Profesores (CERP) del departamento de Colonia.

La actividad se inició con una bienvenida del Director del CERP, Ademar Cordones, y una presentación de Ignacio Hernaiz, Director de la Oficina de la OEI en Uruguay.
Hernaiz se refirió a los terrorismos de Estado acaecidos en la década de los años setenta en Latinoamérica y, en particular, a la dictadura argentina (1976-1983) y la sistemática apropiación de bebés, de la que fue víctima Victoria.

En esta oportunidad, Victoria relató parte de su biografía personal y el capítulo más doloroso de su vida, en el que su apropiador y asesino de sus padres, la mantuvo ajena a su identidad durante largos años. También se explayó acerca de su apoyo a las Abuelas de Plaza de Mayo y la labor que cumplió como Subsecretaria de la Unidad de Coordinación Nacional para la Prevención, Asistencia y Erradicación de la Violencia contra las Mujeres, donde se desempeñó hasta el año pasado.

Durante el emotivo encuentro, Victoria debatió y respondió preguntas de los estudiantes, acerca del pasado y del presente del país hermano.

Luego, asistió al cementerio donde se conservaron durante algunos años los restos de su padre, junto a los de otros compañeros, todos ellos víctimas de los vuelos de la muerte. En los denominados vuelos de la muerte, miles de argentinos perdieron la vida siendo arrojados al mar desde aviones militares. Algunos de los cuerpos fueron hallados del lado uruguayo, como fue el caso del padre de Victoria.

En la actualidad, los restos se encuentran en el cementerio de Metán, provincia de Salta, pero Victoria eligió la fecha del 17 de mayo para visitar el cementerio de Colonia, ya que ese día se cumplieron 40 años desde la aparición en Colonia del cuerpo sin vida.


En la placa recordatoria ubicada en el centro se puede leer: "Aunque no estén sus nombres, sus familias tienen aquí un lugar para recordarlos". Afortunadamente, desde el 2012 y gracias a la iniciativa de un Concejal del departamento de Colonia, que luchó para que los restos permanecieran allí, Vicky pudo comprobar a través de un estudio de ADN que se trataba efectivamente de su padre.

El encuentro fue impulsado por la Consejera del Consejo Directivo Central, Profesora Laura Motta, y por la Directora del Área de Cooperación del CODICEN, Martina Lejstreger.

Este encuentro se enmarcó, además, en la realización de la vigésimo primera Marcha del Silencio, que se desarrolló el 20 de mayo del 2016 con la participación de miles de personas,  que clamaron por verdad y justicia para los desaparecidos en la última dictadura uruguaya (1973-1985).
Entrevista en la diaria a Victoria: http://ladiaria.com.uy/articulo/2016/5/yo-soy-victoria/

 

Principal OEI

OEI - Uruguay