El Congreso de la OEI profundizó en las metas educativas, científicas y culturales

El Congreso Iberoamericano de Ciencia, Tecnología, Innovación y Educación de la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI), contó con más de 3500 inscriptos, 1780 ponencias recibidas y más de 1.200 aprobadas y 14 espacios en seis sedes, donde se realizaron actividades en simultáneo. Algunos de los ejes temáticos que se abordaron durante el encuentro fueron las TIC y educación, cultura científica y participación ciudadana, la evaluación educativa y la educación intercultural en la sociedad de la información, entre otros.

La apertura del Congreso Iberoamericano de Ciencia, Tecnología, Innovación y Educación de la OEI, que se realizó en el Teatro Gran Rex en Buenos Aires, el 12 de noviembre, estuvo a cargo del escritor chileno Antonio Skármeta y del Secretario General de la OEI, Álvaro Marchesi.

También contó con la presencia de la Ministra de Educación de Paraguay, Marta Lafuente, la Ministra de Ciencia y Tecnología de República Dominicana, Ligia Amada Melo, Margarita Poggi de IIPE-UNESCO Buenos Aires, Lidia Brito de Unesco, Ernesto Samper, y el Secretario General de la Unasur, Ernesto Samper, entre otros. La española Estrella Morente fue la encargada de la parte artística frente a la sala del teatro a pleno.

En esta oportunidad, se proyectó el mediometraje del director español, Javier Fesser, “Bienvenidos”, que retrata los cambios que se producen en la vida de dos hermanos que residen en Cajamarca, Perú y que deben recorrer varios kilómetros a diario para llegar a su escuela, cuando a esta se le coloca luz eléctrica y conectividad.

El Secretario General de la OEI, Álvaro Marchesi, afirmó que “la formación en ciencia y en tecnología está dentro de los objetivos que debemos plantearnos. Lograr una educación más justa, en donde no haya exclusiones y mejor para los alumnos debe ser nuestro mayor objetivo. Estamos creando lazos de amistad y compromiso que debemos mantener a lo largo del tiempo”.

Marchesi presentó al escritor Antonio Skármeta haciendo referencia a su pasado: “es chileno y se tuvo que exiliar por la dureza y tragedia de una dictadura. Le tengo especial afecto por sus experiencias dramáticas de vida. Es una persona multifacética y cultural”.

Aludiendo a la descendencia de Skármeta y a los lugares donde residió expresó: “es un croata, chileno, alemán y argentino reconocido por el mundo entero y que siente en su obra las angustias de quienes tienen que irse de su país. Es un honor tenerlo como amigo y como Premio Nacional de Literatura”.

El escritor se dirigió al público y les dijo que: “Quiero que con la esperanza de mi oficio de narrador encuentren lo que los motiva como técnicos y educadores en el ejercicio de la democracia que reduzca el autoritarismo y el analfabetismo funcional”.

Además, leyó algunos pasajes de El Cartero de Neruda, una de sus obras más populares. Luego, contó que se inició en la escritura en Buenos Aires inspirado por las historias que oía en los radioteatros. “Vivíamos en el barrio cerca de Belgrano y era malísimo jugando al fútbol. Siempre me ponían en el arco. Tuve que mitigar la pena con lo que me condujo a este trabajo. Me quedaba oyendo radioteatros al extremo de que me aprendía los nombres de los personajes y los anuncios. Oía cuantos melodramas me era posible hasta que mis padres volvían y me obligaban a apagar ‘esa bazofia’”.

El Secretario General de la Unasur, Ernesto Samper, instó a los países a eliminar las trabas ideológicas que impiden o coaccionan el relacionamiento. Para el colombiano el problema más complicado es el de la desigualdad.

“La agenda social debe centrarse en la inclusión social, eliminando las brechas de género, geográficas y laborales que nos hacen profundamente desiguales. Hay mecanismos que acentúan esta realidad, como por ejemplo los trabajos informales y la educación que discrimina entre sectores sociales”, señaló.

“Reivindicar la educación pública es la única manera de reducir la máquina productora de desigualdades. Debemos retomar el camino de la educación pública si queremos ser todos iguales”, afirmó.

En el marco del Congreso, también se realizó el II Foro Iberoamericano de Comunicación y Divulgación, que contó con cinco ejes propios. También se efectuó una serie de simposios especiales organizados por diversas instituciones, entre ellos: “Educación en ciencias, ingeniería y matemáticas basada en Indagación (Red IANAS - Inter-Academic Network of Academies of Sciences), “Acceso y permanencia de grupos vulnerables en la universidad” (Proyecto ACCEDES), “Cultura científica y cultura de la innovación” (Grupo CTS-Uniovi e INGENIO -CSIC-UPV-) y “Vinculación Universidad – Empresa” (Red IBERUES).

El cierre estuvo a cargo del Secretario General de la OEI actual, Álvaro Marchesi y de Paulo Speller, quien iniciará su mandato como Secretario General al frente de la OEI a partir del año 2015.

Soledad y Natalia Pastorutti despidieron a los asistentes al Congreso en el Salón de Actos de la Facultad de Derecho, donde hicieron bailar a los presentes con sus canciones más conocidas. 

 

Principal OEI

OEI - Uruguay