presentación del disco

AGADU entregó el primer carné de socio a un músico privado de libertad

Oficina OEI-Mercosur en Uruguay . 23/06/2017
Tamaño del texto + -

La Asociación General de Autores del Uruguay (AGADU) entregó el primer carné de socio al músico Federico González que actualmente se encuentra privado de libertad en la cárcel de Punta de Rieles. Federico pertenece al colectivo Yoga y Valores en Cárceles y acaba de presentar su disco de hip hop “Desahogo Cultural”.

Pamela Martínez, coordinadora de Yoga y Valores en Cárceles, contactó a Federico, también conocido por su seudónimo “Kung Fu Ombijam” con el productor Álvaro García, quien a su vez le presentó al productor del disco, Sebastián Peralta.

El director de la OEI-Mercosur en Uruguay, Ignacio Hernaiz, y la especialista en programas de la OEI, Magdalena Ardans, apoyaron la iniciativa y concurrieron a la presentación del disco de Federico.

En esta oportunidad, Soledad García Muñoz, Coordinadora de la Oficina Regional Suramérica del Instituto Iberoamericano de Derechos Humanos, valoró la incorporación del yoga a las cárceles y el trabajo de Federico.

El vicepresidente de AGADU, Jorge Schellemberg, entregó el carné al artista y lo felicito por la edición del disco. La presentación contó con la participación además de familiares y amigos de Federico, quien interpretó algunas de sus canciones: Falla el sistema, Gracias madre, Unámonos y My Life.

El Programa Yoga y Valores en Cárceles de Espacio Ombijam tiene como objetivos principales colaborar con la prevención, rehabilitación y re inserción social de las poblaciones privadas de libertad, como una forma de trabajar la paz, salud y seguridad pública.

La práctica de yoga impacta y transforma el organismo a nivel físico, mental y emocional, favoreciendo el control de impulsos y emociones; liberando estrés, angustia, ansiedad y pensamientos negativos.

De acuerdo a los promotores del programa, la mayoría de los internos desconocen la presencia de estas posibilidades en sí mismos y al sentirlas muestran sorpresa, entusiasmo y una renovada esperanza de cambio.

El programa a través de los valores que promueve refuerza, nutre y propicia los derechos humanos, principalmente el derecho a la vida y a la paz. Desarrollando e implementado un sistema de educación orientado a la paz en la cotidianidad de cada practicante, construyendo procesos concretos que permitan nuevos contenidos y formas de resolución de conflictos: comprensión, tolerancia, convivencia, cooperación, disciplina, compromiso, respeto, agradecimiento, perdón, reparación.

Actualmente trabajan con internos, operadores y policías, promoviendo actividades inclusivas, de convivencia para todos los actores involucrados en la vida del Reclusorio, principalmente en la Unidad No. 6 de Punta de Rieles y en la Unidad No. 9 de El Molino.

 

Foto de portada: El quinto elemento

disco