varios

Abuelas de Plaza de Mayo encontró a la nieta 125

Oficina OEI-Mercosur en Uruguay . 06/11/2017
Tamaño del texto + -

Las Abuelas de Plaza de Mayo celebraron el hallazgo de la nieta 125, hija de Lucía Rosalinda Victoria Tartaglia, desaparecida durante la última dictadura argentina. La noticia fue dada a conocer en el mes de octubre durante la conmemoración de los 40 años de Abuelas, realizada en el Centro Cultural Kirchner. Unos días antes, Estela de Carlotto, Tati Almeida y Lita Boitano visitaron Uruguay para participar de una sesión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Estela Barnes de Carlotto, Presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo; Tati Almeida de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora; y Lita Boitano, Presidenta de Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas, viajaron al Uruguay para participar de una Audiencia de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en el Palacio Legislativo, junto a otros diez organismos de DDHH de Argentina. También mantuvieron una reunión con el Senador José Mujica.

La OEI las homenajeó en un almuerzo, donde se les entregaron placas en reconocimiento a su lucha y labor por los derechos humanos y por su incansable tarea exigiendo memoria y justicia. También se les obsequiaron publicaciones de la OEI para ser incluidas en las bibliotecas de las instituciones que integran.

Durante su visita, compartieron con la diputada uruguaya Macarena Gelman, la Consejera del Consejo Directivo Central de la ANEP, Laura Motta, el Intendente de Montevideo, Daniel Martínez, y con el Director de la Organización Internacional del Trabajo / CINTERFOR, Enrique Deibe.

Lucía Rosalinda Victoria Tartaglia fue una joven de La Pampa, Argentina, que estudiaba derecho en La Plata y militaba en la Juventud Universitaria Peronista. Fue detenida el 27 de noviembre de 1977, cuando tenía 24 años, y durante un año no se supo nada de ella. En noviembre de 1978 su hermano Aldo, recibió una carta que ella había escrito meses atrás, en la que le contaba que estaba detenida, y en una segunda, anunciaba que estaba embarazada y que esperaba dar a luz a comienzos de 1979. En ese entonces, la búsqueda de la familia fue infructuosa y no volvieron a ver a Lucía ni a saber de su hija, que en la actualidad tiene 38 años.

En democracia, su familia pudo reconstruir que Lucía estuvo secuestrada en el Centro Clandestino de Detención conocido como “Atlético-Banco-Olimpo”, gracias a testimonios de sobrevivientes que pudieron verla. La conocían con el apodo de “Anteojito”. Los sobrevivientes relataron además que Lucía estaba embarazada y que fue llevada a dar a luz mientras aún se encontraba en cautiverio.

La desaparición de Lucía fue juzgada en el juicio realizado por el Tribunal Oral en lo Criminal Federal Nº 2 por los crímenes del circuito represivo ABO, por el cual fueron condenados catorce represores el 22 de marzo del 2011, entre ellos, Samuel Miara.

La joven fue convocada en el marco de una investigación judicial donde existían dudas sobre su identidad y fue informada sobre la posibilidad de que fuera hija de desaparecidos. Tras un tiempo prudencial, accedió a dar voluntariamente una muestra biológica para cotejar su ADN el Banco Nacional de Datos Genéticos. 

todos

estela

ignacio

tati

lita